•  

25 de Septiembre de 2017

Stillbirth - Bebés que nunca pudieron ser fotografiados, un proyecto altruista

Hablando con la fotógrafa Norma Grau, cuyo trabajo ayuda a familias que están pasando un duelo perinatal

Norma Grau es una fotógrafa profesional graduada en psicología. Norma es una mujer comprometida con el mundo prenatal... un ángel para muchas familias desde que creó el proyecto Stillbirth - Bebés que nunca pudieron ser fotografiados.

Todo empezó el día que una mujer compartió una tarde con ella hablándole de sus dos hijas mientras ella fotografiaba los pequeños objetos y prendas que algún día hubieran usado de haber sobrevivido. No había hablado de ellas con nadie pero necesitaba hacerlo y no tenía ningún recuerdo de sus hijas, hasta que Norma hizo esas fotos.

Ese día nació un ángel para tantas y tantas familia que necesitan tener un recuerdo del bebé que perdieron. Un ángel, que habita la Tierra, concretamente, en Barcelona, donde desarrolla su actividad profesional, principalmente basada en la fotografía de familias, embarazos y bebés.

"Las familias que
acuden al proyecto quieren
mostrar que sus hijos
les cambiaron la vida"


 

La conocí a través de los trabajos que muestra en internet y más tarde, resultó ser la autora de la fotografía de una de mis seguidoras, Mayte, que salió elegida en mi proyecto #lasonrisadeMamaLisa donde cada cierto tiempo elijo para dibujar, la fotografía que más me inspira de entre todas las que etiquetáis con #lasonrisadeMamaLisa, en Facebook, Instagram y Twitter (te animo a participar, ya que pronto elegiré la siguiente).

Desde que vi sus primeras fotografías de bebés que nunca nacieron, percibí la especial ternura que pone en la realización de su trabajo. Es una maravilla saber que hay personas que se preocupan por familias que caen en el olvido de las instituciones cuando sucede algo tan triste. Porque esas fotografía no son sólo papel... son el recuerdo de una vida que ha existido, el testimonio de que hay quienes pasan discretamente por este mundo y el consuelo de que hay una persona ajena a la familia a quien esos bebés importan también.

Resulta muy agradable y esperanzador encontrar cada vez más gente que en solitario, desde su lugar en el mundo, intentan hacer algo bueno y útil por los demás. Norma está implicada en el duelo perinatal de muchas familias, que sin su trabajo, no tendrían ningún recuerdo de sus hijos. Desde aquí, les hago la ola con todo el cariño y respeto del mundo, porque perder un bebé es una experiencia muy difícil de superar. Algo se rompe en el corazón, que  ya no vuelve a ser el mismo...

 

 

A las familias que pierden un bebé, les transmito todo mi amor y les recomiendo leer mi historia esperando que les sea de ayuda. Y agradezco también a Norma que recomiende mi libro en su menú "enlaces" ya que creo que en estos temas, la colaboración es muy importante y hace llegar información necesaria y valiosa a muchas más familias.

Por su gran generosidad y empatía, hace tiempo que quería tener a Norma en el blog para hacerle algunas preguntas y contribuir a que su proyecto se conozca cada vez más. Vamos a darle paso...

LDL. Norma, empezamos con una pregunta obligada… ¿Cómo nace tu proyecto Stillbirth - Bebés que nunca pudieron ser fotografiados?

Norma Grau. Hace seis años empecé a colaborar en ONGs y asociaciones variadas de Barcelona, como fotógrafa voluntaria, y entre ellas Petits amb Llum. En ese momento no tenía mucha idea de lo que era el duelo perinatal… hasta que fui a una de sus reuniones, para fotografiar la sala para su web. Y allí escuché sus testimonios, y conocí a una mamá que acababa de perder a sus dos hijas recién nacidas. Por algún motivo conectamos y me pidió quedar otro día. Entonces me contó que guardaban una cajita con las pequeñas cosas que habían sido de su niñas: sus ecografías, unas perchas pequeñitas en madera, su ropita sin estrenar... Y entendí que esa cajita simbolizaba todo lo que un día ella había imaginado que serían sus bebés. Todo lo que nunca llegó a suceder. Pasamos la tarde viendo las cositas de sus peques, ella me iba contando todo, mientras yo sacaba fotos. Y a medida que ella hablaba, me dijo que se sentía mejor, porque era la primera vez que podía hablar de sus niñas. Y toda madre quiere y necesita hablar de sus hijos. Sobre todo cuando ya no están. Y allí empezó todo: me di cuenta de lo bonito que había sido poder regalarle a esa madre un momento con sus bebés, y una foto de ellas, aunque ellas ya no estuvieran.  Desde 2010 realizo estas fotografías para familias que pasan por un duelo, a modo de acompañamiento voluntario. El hecho de realizar las fotografías les permite mostrar a su hijo al mundo, de la forma en que ellos le hayan dado un espacio en sus vidas, según se encuentren en una etapa u otra del duelo. 

LDL. Hay quienes creen que venimos al mundo con un fin y un tiempo determinado. No sé si alguna de las personas que has conocido a través de tu proyecto, ha mostrado esta forma de ver la vida, pero si es así, ¿piensas que esta creencia ayuda a los padres a aliviar mínimamente, la pérdida de estos niños?

Norma Grau. Las familias que acuden al Proyecto quieren mostrar que sus hijos les cambiaron la vida pese al poco tiempo compartido. Son bebés que dejaron huella.

 

 


LDL. No todo el mundo entiende la sensibilidad de algunas personas ante la pérdida gestacional, ni dan al duelo prenatal la importancia que de verdad tiene. Entendemos que se llore la pérdida de la pareja, de un abuelo, de un amigo… pero ponemos la excusa de que nunca existió, cuando se trata de un hijo que muere antes de nacer. La falta de recuerdos y de presencia física en nuestras vidas, refuerza el olvido por parte de los demás… ¿ves muy reflejada esta queja en las mujeres con las que tratas?

Norma Grau. El principal motivo de acudir al Proyecto es justamente este: las familias no tienen nada físico de sus hijos, solamente sus recuerdos, que se van desdibujando con el tiempo. En la mayoría de casos son bebés que se fueron sin dejar fotos, sin quedar registrados, sin dejar una tumba dónde acudir… y los papás necesitan ese ALGO tangible, algo que poder colocar en su casa, enmarcar, algo que agrazar, algo que les simbolice en su día a día. Las fotos del proyecto, aunque sean simbólicas y el bebé ya no aparezca en ellas, se lo permiten, a la vez que les ayudan a reivindicar la identidad de sus hijos cuando se les niega.

LDL. Te sigo desde hace tiempo y sé que te mueves para concienciar sobre la necesidad de los padres de tener un duelo visible. ¿Estás encontrando apoyos en las instituciones?

Norma Grau. Somos muchos los profesionales que estamos trabajando para dar visibilidad a este duelo. Cada vez mas, trabajamos en red para aunar esfuerzos y llegar a mas familias. La mayoría de familias que acuden al ProyectoStillbirth lo hacen recomendadas por Asociaciones de padres y profesionales del duelo. De todos modos, el proyecto no recibe apoyo económico, se sustenta solamente con donaciones de particulares. 

"Este duelo es un tema
que al principio genera incomodidad,
incluso rechazo… pero pocas veces
se mantiene una vez ven
las fotografías"

 

LDL. Sabes que en mi libro Conexiones de amor (de DESCARGA GRATUITA en esta web), trato la gran comunicación con el bebé en el útero que puede llegar a establecerse durante el embarazo. ¿Has trabajado con madres que te confesaran que llegaron a tener sueños u otras experiencias en las que sus hijos contactaban con ellas para tranquilizarlas o avisarles de hechos que después sucedieron (ser avisadas del aborto que sufrirían)?

Norma Grau. Es indudable el vínculo materno-filial que se establece durante el embarazo, todas las embarazadas se sienten mamás mucho antes de dar a luz, la maternidad no se inicia en el nacimiento. Es por eso que aunque el bebé fallezca antes de nacer, no se puede minimizar el sentimiento de conexión, que es personal y único en cada mujer. En los casos de familias que me han contactado, no me han narrado sueños premonitorios, pero si algunas me han contado sueños posteriores, siendo sus bebés quienes les despedían amorosamente, les decían que estaban bien y les pedían que viviesen.

 


LDL. Imagino que compaginar tu trabajo como fotógrafa profesional, con la fotografía del ProyectoStillbirth que además, realizas de forma desinteresada, debe ser complicado…

Norma Grau. Como comentaba antes, mi trabajo profesional se desarrolla sobre todo con embarazadas, familias y bebés. Estoy muy orgullosa de mis clientes ya que la mayoría conocen mi Proyecto, y lejos de generarles rechazo, les sensibiliza muchísimo. A nivel económico, como todo Proyecto personal, no tiene ánimo de lucro, así que se va autofinanciando con donativos de las familias o externos, ya que muchas veces tengo que desplazarme por toda España para realizar las fotos. En dos ocasiones he tenido que pausarlo o posponerlo pero poco a poco se va consiguiendo.

LDL. Cuando eras pequeña y afrontabas la inevitable pregunta de algún adulto “¿Qué quieres ser de mayor?”… ¿Cuál era tu respuesta? ¿Lo tenías claro? ¿El mundo de la maternidad afloraba por alguna parte?

Norma Grau. Nunca había contemplado ser fotógrafa, y mucho menos afrontar este tipo de situaciones. Aunque la muerte siempre ha estado muy presente en mi vida y supongo que eso me haya predispuesto, creo que las cosas llegan a veces sin saber porqué pero siempre con un motivo.

LDL. En eso estamos de acuerdo... Y dime, en tu entorno familiar llegan a entender de verdad tu implicación en el ProyectoStillbirth y tu empeño en ayudar desinteresadamente a las familias que acuden a ti?

Norma Grau. Al principio de realizar estas fotografías si que siempre me preguntaban por qué las hacía si no me tocaba de cerca, qué interés tenía en el tema… a veces con cierto escepticismo o incomprensión. Pero eso ha servido para que poco a poco mi entorno personal y profesional conozca esta realidad y se haya sensibilizado hasta el punto de hacer difusión, y hasta de poder ayudar si alguien de su entorno cercano ha vivido este tipo de muerte. Al fin y al cabo se trata de eso, de visibilizar, de que se conozca un poco mas y que deje de ser un tema tan silenciado.

 

 

 

LDL. Vamos con la última pregunta, aunque me gustaría que no fuese tal, sino un espacio donde puedas hablar al mundo sobre lo que te preocupa, lo que anhelas…

Norma Grau. Cuando hice aquella primera sesión de fotos para la mamá de Ona y Blanca, pensé que tan solo serían unas cuantas imágenes para una madre en duelo, pero 7 años más tarde he fotografiado a más de 120 familias de toda España. Son 120 familias que ya tienen una imagen en homenaje a sus bebés y que de alguna manera han compartido entre sus allegados, haciendo este duelo visible y difundiendo su necesidad de no olvidar a sus hijos, si no recordarlos de forma amorosa. Como comentaba antes, este duelo es un tema que al principio genera incomodidad, incluso rechazo… pero pocas veces se mantiene una vez ven las fotografías y escuchan o leen los testimonios de los papás. Papás que ya tenían la necesidad de reivindicar a sus hijos pero quizás han podido hacerlo de forma más visible al disponer de una imagen. Si ha servido para eso, para que haya menos tabú en torno a la muerte de los bebés, es algo que nunca habría imaginado que podría hacerse con una cámara de fotos. 

Norma, te deseo todo el éxito del mundo, y tengo que decirte que ha sido un placer que recibieras con tanta ilusión mi ofrecimiento para participar en este blog... GRACIAS.

 

Web de Norma Grau del ProyectoStillbirthhttp://www.proyecto-stillbirth.org/
Facebook del ProyectoStillbirthhttps://www.facebook.com/reportajeStillbirth/

 

Si te gustó esta entrada, comparte en tus redes sociales

Comentarios