•  

25 de Octubre de 2016

Entrevista a Llumanetes: regalos para nuevos padres

El mejor regalo para padres primerizos, sesiones de fotos para bebés

Sesiones fotográficas en Barcelona de la mano de Llumanetes. Fotografía de familia.

Siempre que nace un bebé, sus padres no pueden evitar querer inmortalizar ese momento. Cada vez son más las personas que deciden realizar sesiones fotográficas de bebés con sus hijos. Pero las de ahora, no tienen nada que ver con las que se realizaban hace años, con aquellos bebés envueltos en lazos y faldones con las mejores telas del momento, en brazos de sus orgullosas madres.

Hoy en día, se lleva la piel. La piel está de moda. Y ese es precisamente el tema de una de mis nuevas ilustraciones de maternidad. Pero la enseñaré en otro momento. Hoy quiero centrarme en una pareja que realiza un trabajo realmente bonito.

Por la red nos encontramos preciosos bebés que muestran su recién estrenado cuerpecito, ligeramente adornado con diminutas prendas o envuelto en gasas, lana o algodón. En ocasiones se fotografían junto a su mamá, piel con piel. Esta es una pose directamente ligada al instinto de la madre de dar calor a su cría y del bebé, de sentirse arropado por quien le dio vida.

Desde que comencé a ver este tipo de sesiones fotográficas, me cautivaron esas imágenes de infinita dulzura: bebés piel con piel con la madre o piel con piel con el padre, mamás luciendo su embarazo, padres con sus hijos en brazos, niños abrazando a sus hermanos antes del nacimiento, abuelos con sus nietos... Nunca me planteé hacer esto con mis hijos, pero ahora desde la distancia, me doy cuenta de que me hubiera gustado tener un recuerdo así de ellos. Sobre todo porque ese regalo algún día sería suyo.

 

 

Manuel y Vanessa son un matrimonio que realiza preciosas sesiones de fotos de bebés en Barcelona. Juntos han creado Llumanetes, una web que conocí hace algún tiempo. Su trabajo es una delicia y creo que es una buena opción cuando no sabemos qué regalar a padres primerizos, quizá por eso de que el primer bebé se recibe de una forma muy especial, por ser el primero y porque tenemos todo el tiempo disponible para dedicárselo sólo a él. Aunque siempre es buen momento para realizar unas fotos de familia que serán un recuerdo vivo y muy especial. 

Mejor que sean ellos quienes nos cuenten qué hacen y cómo consiguen que los bebés posen así de bien y de guapos...

LDL. Para empezar, me gustaría presentaros. Saber quiénes sois, donde está vuestro estudio, si sois padres…

Llumanetes. Somos Manuel Mestre y Vanessa Acha, quienes iniciamos en 2014 nuestro proyecto Llumanetes. Tenemos dos preciosas hijas de casi 5 y 7 años, y su hermanita viene de camino, la esperamos a finales de noviembre.

Trabajamos en Barcelona y alrededores, y no tenemos estudio. Gran parte de las sesiones las llevamos a cabo en el domicilio del cliente o en exteriores. Y cuando necesitamos un estudio, en Barcelona hay mucha oferta de alquiler por horas o días. Como ocurre en los domicilios, los diferentes estudios ofrecen diferentes posibilidades y resultados distintos.

Al final siempre llevamos nuestro estudio, o parte de el, a cuestas. Y aunque es duro, nos costaría renunciar a la versatilidad que esto nos ofrece.

LDL. ¿Cómo surgió la idea de realizar esas artísticas sesiones fotográficas con bebés y niños?

Llumanetes. La afición de Manu a la fotografía renació con la llegada de nuestra primera hija. Empezamos a llevar la cámara a todas partes y a leer más y más libros, y a comprar más y más equipo.

En unos años las fotografías de familia no parecían suficiente, y un día nos propusimos ofrecer sesiones familiares a personas cercanas. Justo para entonces unos conocidos tuvieron mellizos, les propusimos fotografiarlos, y aceptaron. Realmente nos emocionamos con ello, y nos empapamos de información sobre las sesiones de recién nacido, que por aquel entonces ya estaban más que asentadas en Estados Unidos y, como después supimos, llevaban algún tiempo ganando terreno en España.

La sesión fue maravillosa, y a la salida nos planteamos por primera vez convertirlo en una profesión. Así que nos pusimos manos a la obra.

 

 

LDLSiempre que veo fotos tan tiernas y tan ideales de recién nacidos me pregunto, ¿nunca se despiertan durante la sesión? Imagino que el tiempo dedicado a unos bebés y a otros será muy variable…

Llumanetes. Si, los recién nacidos suelen despertarse durante las sesiones, más cuando los vamos posicionando a cada rato para obtener las imágenes que buscamos. Y cada uno reacciona de diferente forma a las diferentes posturas, por lo que aún planificando lo que quieres probar en cada sesión, acaba siendo el bebé quién indica las fotos que se van a poder obtener.

Al principio parece una cuestión de suerte conseguir mantenerlos dormidos, pero la formación y la experiencia facilita bastante el trabajo mediante diferentes técnicas.

Como dices, eso incide sobre el tiempo que hay que dedicar a la sesión, pues cada bebé es diferente y necesita más o menos tiempo para las tomas, se despierta con más o menos frecuencia, tarda más o menos en dormir de nuevo, etc... Es importante respetar sus ritmos y hay que tener paciencia.

Sabemos que con el bebé dormido podemos terminar el trabajo en una hora y media, pero las sesiones se pueden alargar hasta cuatro horas sin problema.

 

"En una ocasión nos costó
muchísimo que la abuelita nos permitiera
coger a su primer nieto ¡Pero teníamos
que hacer nuestro trabajo!"

 

LDLSeguro que a nuestros lectores les encantará saber alguna anécdota o algo gracioso que os haya ocurrido trabajando con bebés o niños en Llumanetes. ¿A alguna que recordéis por algún motivo en especial?

Llumanetes. No tenemos ninguna anécdota sorprendente para contar, si bien hay a menudo situaciones que se recuerdan.

Por el contraste que se obtiene y la ternura de las imágenes, nos encanta hacer fotos a los recién nacidos con sus abuelos. Pero es importante que estén presentes solo para el momento en el que puedan ser protagonistas. Como es lógico están muy emocionados con el nacimiento de un nieto, y en el momento de la sesión es todo muy reciente y cargado de emociones.

En una ocasión nos costó muchísimo que la abuelita nos permitiera coger a su primer nieto. Entendemos lo emotivo que para ella era tenerlo en sus brazos. ¡Pero teníamos un trabajo que hacer!

Con recién nacidos también hay muchas anécdotas sobre los bebés haciendo sus necesidades. Los papás se preocupan cuando sucede, pero es lo habitual y nosotros ya vamos preparados.

En otra ocasión tuvimos un bebé al que se le estaba empezando a soltar una escama de piel en el labio, y a la madre no le hacía mucha gracia que apareciera en las fotos, así que comentamos con Manu la posibilidad de quitarla. Nosotros nos referíamos a borrarla al procesar la imagen en el ordenador, pero su madre nos atravesó con la mirada. !Jamás le haríamos daño a un bebé, y para unas fotos está claro que no vale la pena! Bastó explicarlo para acabar riendo los tres. Para nosotros el bienestar y la seguridad del bebé está por encima de cualquier otra cosa.

LDL¿Cuál creéis que es el verdadero motivo por el cual los padres adoran tener estas artísticas fotos de sus hijos recién nacidos? ¿Puede ser algo más que un simple recuerdo?

Llumanetes. Nuestras madres ya guardaron como un tesoro nuestra primera foto, que en aquellos años solía ser un primer plano de la cara. En mi caso estaba llorando, y aún así sigue teniendo el mismo valor. Ahora muchas familias guardamos las ecografías, e incluso con las ecografías 4D y 5D buscamos ver esa carita antes de poder tenerla a la vista.

Desde la llegada de la fotografía digital, tenemos montones de imágenes de los acontecimientos que suceden en nuestra vida. El nacimiento de los hijos es sin duda uno de los mayores acontecimientos en nuestra vida, si no el mayor. Y es por eso que no nos conformamos con un simple recuerdo. Queremos algo más, algo que esté a la altura del momento.

Un retrato artístico es ideal para congelar ese momento tan intenso de nuestras vidas. El recién nacido cambia en cuestión de días, y el aspecto que tenía nuestro bebé, al verlo crecer día a día pegado a nosotros, es fácil de olvidar.

 

 

En definitiva: Sí, no es más que un recuerdo, pero no un simple recuerdo, si no uno de los recuerdos mas intensos de nuestra vida, uno que nos emocionará para siempre.

LDL¿Alguna vez mientras realizáis la sesión fotográfica de bebés, habéis tenido la sensación de que esos emocionados padres no han sido quienes han querido traer al mundo a sus hijos, sino que son sus pequeños quienes decidieron elegirlos a ellos como padres?

Llumanetes. Esta es una pregunta difícil. Muy relacionada con las creencias de cada uno.  La verdad es que no es una sensación que nos acompañe a las sesiones, que son muy intensas en emociones. Lo que puedes palpar en ellas son el gran vinculo que envuelve la familia, y la unión entre madre e hijo, que aún habiéndose separado físicamente, siguen unidos en una sola persona.

Por lo demás, estamos muy centrados en nuestro trabajo y no nos planteamos muchas preguntas que bien podrían surgir al tratar con tantas familias.

LDLHace poco estuve en contacto contigo, Vanessa, por la pérdida de Tian, el bebé de tu amiga. Sé que también tú eres muy sensible a estas situaciones. ¿Alguna vez una familia te ha pedido que hicieras una sesión fotográfica de recuerdo con ecografías o las cosas que ya habían comprado para un bebé que se fue, a modo de recuerdo artístico? A mí me han llegado incluso ecografías…

Llumanetes. La verdad es que no. Entre nuestros clientes nunca hemos sabido de ningún caso. Sí que nos han pedido información sobre asociaciones que ayuden con estos temas, pero nunca de nuestros clientes.

Existen proyectos como Now I Lay Me Down To Sleep en estados unidos, o Still Birth de Norma Grau, aquí en España, que desde el punto de vista de la fotografía trabajan con estos casos.

Nosotros, como participantes en el proyecto Dits Petits, que iniciaron Mireia Navarro y Victoria Peñafiel, tenemos la oportunidad de fotografiar la lucha por la vida de algunos pequeños héroes. Afortunadamente, gracias a la gran labor de los profesionales médicos de este país, y el constante e incondicional apoyo de sus padres, son pocos los casos que no prosperan.

 

"Nosotros, como participantes en el proyecto
Dits Petits, tenemos la oportunidad de 
fotografiar la lucha por la vida de
algunos pequeños héroes"

 

LDLTanto Llumanetes como Lluvia de Love ayudan a quienes buscan un recuerdo especial de familia. En mi caso, algunos hombres encargan ilustraciones como regalo de cumpleaños para sus mujeres, pero ¿alguna vez un padre ha conseguido hacer la sesión de fotos a escondidas de la madre? Porque imagino que debe ser muy complicado para él salir a solas con su hijo a escondidas (y si hay lactancia de por medio, imagino que imposible)...

Llumanetes. ¡Jajaja! No, no nos ha pasado nunca. Sería bastante extraño, pues al realizar las sesiones durante los primeros 15 días de vida del bebé, resulta muy difícil separarlo de su madre. Imposible si hay lactancia materna, como dices. Para estos casos lo que suele hacerse es entregar una tarjeta regalo con la sesión, antes de que nazca el bebé. Así la madre puede también vivir la experiencia junto a su hijo, y aparecer en algunas de las fotografías.

A la inversa sí suele pasar, mucho más fácil. Algunas madres nos han contratado para poder regalar al padre, como sorpresa, una fotografía de sus hijos.

También una vez nos contrataron para regalar al padre una sesión de embarazo y recién nacido. Empezamos con una mini-sesión de embarazo, para poder preparar la tarjeta regalo donde aparecía la mamá con su hija en la barriguita. De esta forma combinas la sorpresa, al tener ya fotos de una primera sesión, con la ocasión de compartir la experiencia y aparecer también en las fotos.

Nos encontramos muchas veces con que los padres están tan, o más, ilusionados que las madres para los reportajes fotográficos.

 

 

LDLAlguna experiencia que hayáis vivido como padres o alguna reflexión que queráis aportar como final a esta entrevista…

Llumanetes. Aunque sea un tópico, es cierto que cuando nace tu primer hijo toda tu vida da un vuelco. El amor que surge es imposible de explicar a quien no lo haya vivido ya. Esa fuerte implicación, junto a la falta de experiencia, genera cierta inseguridad que se ve potenciada por los constantes consejos que, ya desde el final del embarazo, te llegan de todas partes: de la familia, los amigos, ¡y hasta personas en la calle que jamás te habrían dirigido la palabra si no fueras en compañía de tu bebé!

Vemos en muchas madres que, a la llegada de su primer hijo, se ven superadas por el agobio en procesar toda esa información, cuando en realidad podrían estar disfrutando del momento. A ellas nos gustaría ayudarlas con un consejo más: no hay porqué hacer caso a los consejos, simplemente haz lo que te parezca que es lo mejor, porqué no habrá forma mejor de hacerlo. Cuando surja alguna duda, ya sabrás a quien te conviene más pedir ayuda. Sin agobios. 

Nos gustaría terminar esta entrevista con una última reflexión. Mi madre guardaba en una gran caja de galletas un montón de fotografías, de recuerdos significativos de su vida, y también de la mía y de la de mis hermanos.

Yo guardo en un disco duro una barbaridad de archivos digitales, recuerdos banales, entremezclados con los más importantes en mi vida, y también la de mis hijas. En un móvil perdí las primeras comidas solidas de una de mis hijas. En un disco duro estuve a punto de perder un precioso abrazo de las dos hermanas, cuando una era todavía un bebé y la justo dejaba de serlo. Encontrar las fotos de su primer baño podría llevarme varias horas.

Eso no pasa en una caja de galletas.

Como dijo Constantine Manos: Una fotografía no existe hasta que está impresa

 

Qué razón... Llevo años queriendo imprimir las de mis hijos y no hay forma de ponersnos a ello. Ya sabes: si quieres hacer un regalo a unos antes del nacimiento de su bebé, Llumanetes puede ayudarte.  Muchas gracias a Manuel y Vanesa por esta entretenida entrevista y espero que os vaya muy bien con las sesiones, porque son un recuerdo magnífico de la infancia y el embarazo.

Y si quieres hacer un regalo al alma de tu bebé en camino, te ofrezco la lectura de este libro de maternidad, vida, amor, esperanza e ilusión... O bien puedes visitar mi página web de artículos ilustrados.
Nos vemos por Facebook.

Si te gustó esta entrada, comparte en tus redes sociales

Comentarios