•  

27 de Junio de 2018

Charlando con Cristina Romero Miralles, autora del libro "Pintará los soles de su camino" y otros títulos

Hoy vamos a conocer un poco mejor a Cristina Romero, escritora y mujer comprometida con el mundo infantil

Cristina Romero Miralles nos habla de ella y sus nuevos libros: El libro rojo de las Niñas, El libro Dorado de los Niños, El libro Rosado del Amor

Descubrí a Cristina Romero Miralles mientras escribía mi libro, pero esa es otra historia que algún día de estos te contaré, porque como en muchas otras ocasiones, la magia de la vida me sigue sorprendiendo.

Ella es una mujer comprometida con la infancia; de ese tipo de personas necesarias en el mundo.

Quién me iba a decir a mí años atrás, que Conexiones de amor tendría un prólogo escrito por ella... el prólogo de mi tercera edición presentada hace unos días en mi Facebook. Es un honor que a partir de ahora Cristina esté ligada a mi libro. Y un gran honor que su libro Pintará los soles de su camino, en cierta manera, forme parte del mío, ya que allí lo recomiendo, entre otras muchas lecturas interesantes para el lector.

Cuando descubrí Pintará los soles de su camino no pude contenerme. Debía mencionarlo en algún lugar de mi obra, porque mi historia es muy emocional y ella, es una autora que se enfoca principalmente en el alma infantil. Ningún otro libro sobre la infancia llamó tanto mi atención. No se limita a hablar de lo que otros muchos autores tratan: higiene, educación, alimentación, etc., sino que va más allá de todo eso. Si clicas aquí, verás el vídeo en el que Cristina explica la temática de sus últimos títulos publicados:

· El Libro Rojo de las Niñas: Para acompañarlas en su camino hacia la menstruación.
· El Libro Dorado de los Niños: para ayudarles a dejar aflorar su mundo interno y redescubrir su masculinidad.
· El Libro Violeta: Habla de diversidad y de lo únicos que somos. Un libro transgénero.
· El Libro Rosado del Amor, primero por tí misma: Es una ayuda para quienes padecieron abusos, también escrito para prevenirlos. Habla también del mal entendido amor romántico.

Todos estos títulos son verdaderas joyas para sembrar en los niños y las niñas, las semillas que les harán florecer como adultos conscientes y respetuosos. 

En cuanto propuse a Cristina pasar por mi blog, aceptó con su habitual generosidad. Comencemos pues, a charlar con ella...

LDL. ¿Cómo era la Cristina niña y qué sueños tenía? ¿Ya se interesaba de alguna manera por el alma infantil?

Cristina. Me cuesta describir la niña que fui sin dejarme sus matices, los de toda niña y todo niño. Era aparentemente una niña feliz, hija única y la primera nieta. Pasaba mucho tiempo sola leyendo, en contacto con la naturaleza o con mi abuela. Soñaba con ser escritora y jugaba a escribir cuentos con mi máquina de escribir porque los libros me tocaban por dentro como nada más lo hacía. En realidad me sentía triste pero no era del todo consciente de ello. Me dolía que mi padre fuese tan autoritario conmigo, pero más me dolía la ausencia de mi madre. Más tarde entendí que por su propia historia nadie pudo hacer otra cosa. Y esas heridas me enfocaron desde siempre en el mundo de lo emocional. 

LDL. Cuando encontré tu libro Pintará los soles de su camino quedé maravillada al leerlo. Nunca había visto nada igual. Escribí mi libro Conexiones de amor porque nunca encontré en las librerías algo similar que me ayudase a entender que realmente el alma del bebé se comunica con su madre y su padre desde que comienza la gestación. Quería que sirviese a quienes no saben que esto es posible y que ayudase a quienes lo necesitaran. ¿Te ocurrió lo mismo con el tuyo? ¿Escribiste el libro que hubieras querido leer pero no encontraste?

Cristina. El Pintará los soles fue una necesidad tan grande que no podía evitar andar escribiendo frases por servilletas y papeles todo el tiempo. Me levantaba mientras todos en mi casa dormían y escribía con un fuego que me alimentaba y que me duró hasta que lo terminé. Estaba encantada de sumarme a los libros que hablaran sobre espiritualidad y niños, pero como dices, no conocía ninguno por aquel entonces que contara lo que andaba buscando. Con él me di cuenta de que escribir no era un sueño, era una necesidad básica de mi Alma.

 

Litros y Litros de Amor, El Libro Violeta y El Libro Rosado del Amor. Cristina Romero Miralles

 

LDL. ¿Cómo fue dar el salto de empezar a escribir, a ver tus libros en las librerías de muchas ciudades? ¿Sentiste un cierto vértigo o más bien la sensación de estar haciendo algo necesario?

Cristina. Agradezco tus amables palabras Mónica, pero mis libros siguen sin estar en las librerías de todas las ciudades. Siguen siendo libros minoritarios que no cuentan con la fuerza de estar disponibles allí donde vayas. Es cierto que muchas librerías apuestan fuerte por ellos y desde aquí mi agradecimiento… También es sencillo encontrarlos desde diversas páginas online. Pero les queda mucho camino por hacer. Si El Libro Rojo de las Niñas ha vendido más de 10.000 ejemplares es gracias al boca a boca y al apoyo de muchas personas que han ayudado a expandir su semilla roja. Pero ojalá que algún día no muy lejano estén realmente en las librerías de todas las ciudades, como tú dices. Me parecen libros útiles para formar parte de bibliotecas familiares, escolares y terapéuticas. 

"Me levantaba mientas
todos en mi casa dormían y
escribía con un fuego que
me alimentaba"


LDL. Recientemente contabas en tu web tu experiencia de cómo se gestó tu última publicación en Cartagena de Indias (Colombia): El Libro Rosado del Amor. Perdiste tu vuelo a España y te quedaste esa tarde sola en la habitación del hotel… ¿Siempre has escrito por inspiración o algunos de tus libros fueron fruto de la intención de contar algo?

Cristina. La intención y la inspiración se entremezclan. Pero sin inspiración nunca me salió nada que me conecte, ni que me vibre por dentro, por mucha intención que le ponga. Y si no me resuena desde las entrañas, probablemente a nadie más lo hará.
Intención de contar tengo mucha porque este mundo va hacia un lugar que necesita muchos libros para redireccionarlo. Pero si no cuido de mi ser, de mi cuerpo, de mi misma… Si no me abro por dentro, no surge nada.
Lo de El Libro Rosado del Amor me hizo darme cuenta de que la Vida siempre hila más fino que yo. Que no podemos desconfiar de la magia escondida tras lo que nos ocurre.

LDL. Tus publicaciones me parecen muy necesarias en los tiempos que corren. Dime, ¿esperabas la reacción que has recibido del público?

Cristina. La reacción del público es maravillosísima. Son libros minoritarios, pero han tocado -de veras- a las personas. Agradezco cada palabra que recibo animándome a seguir haciendo lo que hago.

 

Pintará los soles de su camino y Una Revolución en la escuela. Cristina Romero Miralles

 

LDL. ¿Tienes la sensación de que nos queda mucho camino por recorrer en cuanto a tratarnos como los seres espirituales que somos y en especial, a la infancia?

Cristina. En el fondo es muy sencillo y cercano el camino del Amor, que es el camino espiritual. Pero es cierto que estamos alejados, especialmente los adultos. Y que con nuestra manera de acompañarles también alejamos a la infancia.

 “Nuestra creatividad es solo nuestra.
Y si dejamos de expresarla, simplemente
el universo se lo pierde, porque el proyecto
de cada persona es irremplazable”.
Del libro, - Una rEVOLución en la Escuela -
(Cristina Romero)


LDL. Hay un tema relacionado con la maternidad que actualmente muchas mujeres estamos sacando a la luz en nuestros blogs: el duelo gestacional y el duelo perinatal. ¿Has tenido algún tipo de vivencia, tú o alguien de tu entorno, relacionada con esto? Quizá algún día nos encontremos una de tus publicaciones dedicadas a ello. Tu forma de expresarte y las ilustraciones de Francis Marín, creo que darían como resultado una publicación preciosa…

Cristina. Sí, es un asunto que me parece importantísimo visibilizar y del que escribiría sin duda.
El tema de la muerte (en general) justamente lo he abordado en uno de los últimos libros que ya está escrito pero que Francis aún no ha tomado porque andamos metidos en otros Proyectos.
Yo no he vivido ninguna pérdida, así en carne propia, pero sí a mi alrededor. Y me he dado cuenta de lo mucho que necesitamos poder escribir, nombrar y mirar esa pérdida real. Compartiéndola con el mundo, con nuestro mundo. Porque ya no somos, ni seremos, las mismas.

 

LDL. Leíste Conexiones de amor. Cuéntame, ¿durante tu embarazo tuviste algún tipo de experiencia similar a las que narro en mi libro, de sentir el alma de tu bebé o soñar algo que después sucedió?

Cristina. He vivido con mucha conexión mis tres embarazos. Pero no recuerdo ningún sueño revelador…Recuerdo el único día que no sentí a mi tercer hijo Elvis. Me extrañó mucho porque ya estaba de 39 semanas y hasta entonces lo había percibido claramente. Ese día yo daba un curso y pensé que sería a causa de mi ajetreo. Pero cuando al medio día seguía sin percibir sus movimientos… me preocupé. Me dediqué a comer, descansar y hablarle. Por la tarde mi compañero, Sergio, probó de escucharlo sin suerte tampoco. Esa noche mi hijo Teo tuvo un accidente con la sopa caliente, al querer servirse él y a la vez su hermano. Fue un susto muy grande. Corrimos hacia el hospital por la quemadura y yo iba pensando “Y además que me digan si mi bebé está bien”. Pero cuando todo se medio normalizó, esa noche, volví a percibir a Elvis como de costumbre. Siempre me he preguntado si había relación entre la extraña quietud de Elvis y lo que iba a acontecer ese día en la familia.
Otra vez, mi primer hijo, Pau, a sus dos años de edad me llamó. Yo estaba en la cocina mientras él estaba en la sala de juegos.
- Ven, ven, mama.
- ¿Qué pasa Pau?
- Han venido los hermanos- me dijo entusiasmado.
Yo fui hasta allí y tal y como esperaba no vi a nadie. Al instante me quise volver hacia la cocina.
- Mama, no te vayas - dijo mirándome a los ojos- han venido mis hermanos…
Recuerdo que luego llamé a su padre y se lo conté. Estupefactos los dos no supimos verdaderamente a qué se refería hasta años después…
Los niños están mucho más abiertos que nosotros a lo que ocurre desde el plano de lo sutil...

 

El Libro Rojo de las Niñas y El Libro Dorado de los Niños. Cristina Romero Miralles

 

LDL. Me maravilla esto último que nos cuentas porque en mi libro expongo un caso de una niña que supo antes que sus padres que iba a tener una hermana...
Y terminamos ya. Este espacio es para que expreses un deseo personal o nos cuentes lo que quieras…

Cristina. Un deseo personal es seguir escribiendo. Me gustaría escribir historias. Pero también quiero pasar al mundo audiovisual, que es donde están ahora los niños y los jóvenes. También los adultos. Un deseo sería seguir contando cosas pero desde la animación audiovisual.

Estoy segura de que lo harás.
Encantada de que hayas pasado por mi blog y que sigamos encontrándonos por la red.
Muchas gracias Cristina.

 

Te dejo los enlaces de sus redes sociales:
Instagram de Cristina
Facebook de Despertar en la luz.

Si te gustó esta entrada, comparte en tus redes sociales

Comentarios